Historia  

 

Durante la década de los años 30´s, El Sr. José López Rangel, incursiona con gran éxito en el ramo del servicio técnico en refrigeración, alcanzando un importante reconocimiento en el medio. 

Dado el vertiginoso crecimiento de la empresa de servicio del Sr. José López Rangel y su gran visión de negocios,   decide incursionar en el ramo de venta directa de refacciones de refrigeración. 

A inicios de los años 70’s los fabricantes de productos de refrigeración comenzaron a definir nuevas estrategias para la comercialización y distribución de sus productos, mediante distribuciones exclusivas, lo que inicia una etapa en la que se apoyan de distribuidores para convertirlos en sus socios comerciales

Derivado del acelerado crecimiento del mercado, aunado al avanzado conocimiento del medio el Sr. José López Rangel inicia una estrategia de expansión, auspiciando la apertura de sucursales en diversas partes de la República Mexicana.  

Es así que en el año de 1973, en sociedad con el Sr. López Rangel, su hija, la Sra. Lourdes López y su esposo, el Ing. Hugo Sánchez, inician operaciones de comercialización de refacciones de refrigeración, bajo el nombre comercial de “Refrigeracion Anahuac”  

En 1987 y dado el crecimiento en las operaciones de la empresa, se construyen nuevas y más grandes instalaciones. 

En el año de 1991, se constituye legalmente la empresa   “Refrigeración Anáhuac S.A. de C.V.” Operando de manera independiente desde entonces. 

 

Homenaje a Nuestro Predecesor

Jose López Rangel (1916-2010)cruz

 

 

73 Años han pasado desde el momento en que Don José López Rangel inició su admirable historia en el mundo de la refrigeración y el aire acondicionado 

 

Don Pepe 

 

Don José López 

Rangel a sus 

93 años ha 

construido una 

admirable historia 

de vida. 



Los cimientos de la emprendedora labor de Don José López Rangel, comenzaron en el año 1933, a la temprana edad de 17 años, cuando, gracias a un tío de origen alemán, José Geyger, lo inicio como mecánico en refrigeración para posteriormente ingresar en una empresa dedicada a la refrigeración doméstica.  

 

Este sería el principio delo que hasta el día de hoy es parte de una admirable historia de vida. 

 

Hombre inteligente, bondadoso, visionario, trabajador, y un excelente técnico con la suficiente experiencia y conocimientos dignos de un buen ingeniero; padre de familia de 12 hijos: cuatro hombres y ocho mujeres; y esposo ejemplar de una mujer igualmente inteligente, emprendedora, fuerte, capaz y visionaria: Doña Herminia Aguilera. 

 

Su generación vivió tiempos difíciles, entre ellos la revolución mexicana y las secuelas económicas de la primera guerra mundial en nuestro país, pero también el avance de la tecnología, los talleres nacionales de construcción en aeronáutica, la escuela de aviación, y aunque el proceso de refrigeración es más antiguo, fue en 1920 cuando el aire acondicionado empezó a usarse en los teatros. 

 

Un pilar en su vida fue la refrigeración. 

 

Originario de Tampico, Tamaulipas, nace el 15 de agosto de 1916. Su oficio, durante algunos años fue el de peluquero, pero al paso del tiempo, la pérdida de sus bienes materiales a raíz de una inundación, lo llevó a él y a toda su familia, a trasladarse a la ciudad de México, donde aprendió un nuevo oficio: el de la refrigeración. 

 

Perteneciente a una generación que se abrió paso en una naciente sociedad “tecnologizada”, el joven de 17 años de edad, se incorporó con entusiasmo a la vida productiva de la metrópolis y como buen aprendiz, pronto se convirtió en un excelente técnico y al paso del tiempo en un empresario visionario. 

 

Tal como se acostumbraba en aquellos tiempos, un tío suyo lo indujo a formar parte de una empresa dedicada a la fabricación de electrodomésticos (General Electric), y gracias a su interés y afición por esa labor, es como empieza a construir un vasto camino en el mundo comercial de equipos, partes y  refacciones para la industria de la refrigeración y el aire acondicionado, en 1940, a los 24 años de edad, contrae nupcias con Doña Herminia Aguilera, una admirable mujer,  quien siempre impulso a su marido a seguir adelante. 

 

Pionero de un noble negocio. 

 

Equipos Refrigeración y Refacciones S.A. de C.V., fue el nombre del primer establecimiento que se convirtió pronto en un próspero negocio familiar. En sus inicios sólo contó con tres integrantes, el Sr. José López Rangel, la Sra. Herminia Aguilera (su esposa) y el mayor de sus 12 hijos, José López Aguilera.  

 

De esta manera trabajaron durante varios años, sin embargo, una tragedia inundó a la familia tiempo después: se trató del fallecimiento de su hijo José, a sus cortos 26 años, Para entonces la familia se mostró más unida, por lo que sus hijos Francisco, Manuel, Rebeca y Elizabeth, se incorporaron al negocio original y posteriormente el resto de sus hijos continuarían con la tradición familiar, dedicándose a la comercialización de equipos, partes, refacciones y servicios de aire acondicionado y refrigeración de manera independiente. 

 

Definitivamente, el impulso de su progenitor, el Sr. José López Rangel, para poner en marcha, continuar y prosperar con los negocios, sin lugar a dudas fue un factor clave del gran éxito que llegaría al paso del tiempo. 

 

Con ánimo emprendedor y pionero, se expandieron a los cuatro puntos cardinales de la República Mexicana, por lo que se establecieron en Acapulco, Toluca, Veracruz, Guadalajara, León, Querétaro, Baja California, Pachuca, y por supuesto en el Distrito Federal. 

 

Entre ellas encontramos a Refrigeración Anáhuac S.A. de C.V.; Refrigerantes Veracruz S.A. de C.V.; Refrigerantes Topral, actualmente Raayex S.A. de C.V.; Refrigerantes Cuitláhuac, S.A de C.V.; Refrigerantes Tlalnepantla, S.A de C.V. (Grupo Refrigerantes S.A. de C.V.); Refrigerantes La Villa S.A. de C.V., CIA de Refrigeración Milenium S.A. de C.V., Frío Geyger S.A. de C.V., y Equipos de Refrigeración Los Cabos. 

 

Bondad y sabiduría en su andar  

 

La bondad y sabiduría son características que en todo momento demostró Don José López Rangel, excelentes cualidades de un gran ser humano, quien nunca se dejó rebasar por la ambición, sino que siempre quiso ayudar a la gente y compartir con sus hijos un gran legado: el interés por el trabajo constante y dedicado. 

 

Los conocimientos y la sabiduría también marcaron su devenir en el mundo de la refrigeración y el aire acondicionado, pues en todo momento dio cuenta de sus grandes aptitudes en este rubro de la ingeniería, convirtiéndose en todo un ingeniero innato, o como el mismo se describía “Gracias a Dios, ingeniero sin título”. 

 

A sus 93 años de edad, ha sido un padre cariñoso, con 69 años de feliz matrimonio; aficionado al mar de Acapulco, emprendedor, visionario; maestro, cuando le preguntaban cómo resolver algún problema no solamente lo resolvía, también les enseñaba como lo había resuelto, excelente ser humano, protegía a sus empleados como si fueran sus hijos y siempre ayudando a todas las personas de su entorno. 

 

Sus sueños y metas, aún seguirán cumpliéndose a través de los 84 integrantes 

que actualmente conforman su familia, de sus hijos, nietos, bisnietos, quienes 

Han seguido y seguirán el ejemplo de uno de los pioneros en la refrigeración y aire acondicionado. 

Foto Historica

Durante toda su vida siempre mostró grandes cualidades que lo caracterizan como un gran ser humano, y ese gran legado lo ha compartido siempre a toda su familia.  

 

 

El Buen Fin

 

En RANSA

Estamos para ayudarte 

 Contacto

 

 

Tenemos Amplio Inventario de Compresores

 

 

Distribuidor compresores copeland

 

 

Escribe tu contraseña e ingresa a nuestra Area VIP  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Horario de Atencion

Lunes a Viernes
8:30 a 18:00
Sabado
8:30 a 14:00

 

Lago Como #27
Col. Anahuac
Miguel Hidalgo
Mex. D.F.11320
Tels.
85-95-93-65 al 69
Lada sin costo
01-800-08-73-060

 

Email:

 



 

Revisa tu correo

Web Mail

 

Aviso